La visita de un viñedo le permitirá admirar la viña, conocer las diferentes operaciones de viticultura y visitar la sala de elaboración y la bodega con barricas. Por fin, una cata comentada será la ocasión de convivir con el viticultor.